El Supremo considera aptos para regular el tráfico a tres policías daltónicos