Joan Baldoví sufre un desvanecimiento en la tribuna de oradores