La reina de Tailandia se recupera en el hospital de unos problemas cardíacos