Tania Sánchez no entiende la "lealtad" a personas sino a proyectos políticos