Tania Sánchez reconoce que ha habido discrepancias en Podemos pero no “políticas”