Tensión en el hotel que hospeda a la Guardia Civil en Calella