Tomás Gómez cree que el Estado no debe salir del capital de Bankia