El Tribunal Supremo declara constitucional la primera disposición de Chávez con poderes