Troitiño se fugó en 2011 aprovechando un error de los tribunales