El dueño de Trui pasará probablemente mañana a disposición judicial