Estados Unidos ha financiado a grupos opositores de Siria, según Wikileaks