Urdangarin eligió la soledad en pro de su seguridad