Urkullu dice que hay "todo un mundo por construir" en las relaciones con el PSOE