Urrusolo Sistiaga, "el hombre de las mil caras", pide a ETA que deje las armas