Venezuela, ¿santuario etarra?