Los verificadores declaran durante tres horas ante el juez Moreno