Víctimas del franquismo auguran que "cambio político" favorecerá que se juzguen crímenes en España