Wert: "Es falso que la norma suponga un ataque a ninguna lengua cooficial"