El rey y Rajoy, en la segunda jornada de la Cumbre Iberoamericana