Zapatero afirma que el fin de ETA llegará, pero la memoria de sus víctimas permanecerá