Zapatero y Montilla se mantienen alejados en el tema de la financiación autonómica