Zapatero afirma que mejorará el paro, pero que no se hace con una vara mágica