Zapatero augura que "las cosas van a salir bien" y empeña su esfuerzo en el diálogo