Zapatero confiesa que la crisis le ha marcado y justifica desechar la reelección