Zapatero, en la cumbre de Bruselas