Zapatero defiende la gestión de la crisis y no descarta prorrogar el estado de alarma