Zapatero dice que, a pesar de las dificultades generadas por Grecia, España no está en riesgo