Zapatero insiste en que no tiene "ninguna intención" de cambiar su Gobierno