Zapatero ironiza con que ahora el PP tendrá que trabajar en vez de atacarle