Zapatero admite que se necesitará tiempo para cicatrizar los "rasguños" por el Estatut