Zapatero rechaza hablar de crisis económica