Ábalos, muy relajado después de que el Congreso rechazara la petición de dimisión por la reunión con Delcy Rodríguez