La abstención invalida la consulta sobre la elección directa del presidente moldavo