Cospedal asegura que el Gobierno tiene una “obligación moral” con las víctimas