La CUP reconoce que el acuerdo para facilitar la investidura “está lejos”