El acusado de las violaciones del parque del Oeste dice que "sólo me puede juzgar Dios"