Con tan solo 18 años, Jaime Gutierréz se convierte en el alcalde más joven de España