Los alcaldes independentistas llamados por la Fiscalía se niegan a declarar