Los 200 alcaldes soberanistas llegan a Bruselas a gritos de "libertad presos políticos"