El paquete sospechoso hallado en Nuevos Ministerios no contenía explosivos