Las próximas horas, cruciales para conocer la evolución de Rubalcaba