Los lazos amarillos ya generan violencia y fracturan más Cataluña: La agredida por quitarlos temió por su vida