"Tuve la suerte de ser de los pocos que se salvaron con la bomba dentro de mi vagón"