Sevilla aprovecha el Consejo de Ministros para salir a la calle a protestar