El arquitecto del PP tenía cinco millones de euros en el extranjero