Con el asesinato de un candidato y un ministro la violencia aparece en la campaña