Los asturianos, los que más calorías consumen y los murcianos, los que menos