Los ayuntamientos que se acojan al plan de rescate del Gobierno deberán someterse a condiciones "muy estrictas"