El bloque independentista se rompe de cara a las elecciones en Cataluña