El brindis de Diego de Acuña, el emblema de Vox